Planta de productos sólidos

  • Producción Farmacéutica banner 1
  • Producción Farmacéutica banner 2
  • Producción Farmacéutica banner 3

Esta  planta de producción de medicamentos, inaugurada en el año 2000 y destinada exclusivamente a la elaboración de productos sólidos no antibióticos, tiene una trascendencia fundamental tanto para la compañía como para nuestro país. Es una de las pocas plantas farmacéuticas inteligentes en Latinoamérica y sólo se compara con algunas de las que actualmente operan en Europa y en los Estados Unidos.

Su creación responde al compromiso de Roemmers de invertir en el país, consolidar la industria farmacéutica nacional para evitar su devaluación tecnológica, satisfacer el crecimiento de la demanda local y regional de medicamentos para los próximos años y crear las condiciones necesarias para competir en un nuevo escenario globalizado y de fuertes compromisos internacionales.

Posee  una superficie cubierta de 22000 m² y tiene una capacidad de producción de 85 millones de unidades por año. La inversión total realizada para su creación alcanzó los 65 millones de dólares, y funciona con una dotación de 247 personas altamente calificadas y entrenadas para operar sofisticados procesos y sistemas de control.

La planta, incluye un edificio destinado a la recepción y el control de materias primas y materiales, plantas integradas de producción y de empaque y depósitos totalmente automatizados.
Las premisas básicas que rigieron la concepción de esta planta fueron las siguientes:

  • Procesos cerrados y limpios que garantizan el cumplimiento de las normas GMP (producción en contenedores cerrados IBC).
  • Documentos y planos acordes a las condiciones impuestas por la FDA para la validación de productos (aseguramiento de la calidad) y diseño tridimensional, que posibilita el ahorro de superficie y de volumen, con flujo vertical por gravedad y horizontal de materiales.
  • Preservación del medio ambiente.
  • Introducción de nuevas tecnologías de producción.
  • Segmentación razonable en sectores primarios (producción, empaque) y secundarios (salas sociales, laboratorios, administración, mantenimiento) y con ello, simplificación de los servicios (instalaciones de aire acondicionado y ventilación).
  • Automatización y supervisión de todos los servicios farmacéuticos a través de un Sistema de Control Automático de avanzada tipo DAC (Distributed Automatic Control), en tanto la gestión de producción está integrada a través del sistema supervisor SAP R/3.

La división en zonas totalmente autónomas en lo referente al tratamiento del aire y la circulación de personas es una de las características fundamentales de la nueva planta, donde tres áreas quedan claramente delimitadas: negras externas (en contacto con el aire exterior), negras internas (limpias, sin requisitos especiales en cuanto a la calidad del aire) y grises (limpias, con requisitos especiales de calidad de aire) .

Para cumplir con las normas internacionales más exigentes en materia sanitaria, los procedimientos de producción que antes incluían operaciones manuales fueron reemplazados por tecnologías cerradas, absolutamente higiénicas y sin ningún impacto ambiental. En consecuencia, se evita la exposición de los productos al medio ambiente fuera de la línea de producción y se logra un uso óptimo de la materia prima durante su fraccionamiento y su posterior procesamiento.

El cuidado ambiental ocupó un lugar relevante en el desarrollo de la planta. Los efluentes líquidos, provenientes principalmente del agua de lavado de los equipos, son procesados en una planta de tratamiento. Las corrientes gaseosas de extracción son tratadas con equipos de filtrado que contribuyen a que la emisión de partículas a la atmósfera sea prácticamente nula. Los residuos sólidos son clasificados y enviados a incinerar.

Cuenta con la certificación de Cumplimiento de Buenas Prácticas de Fabricación y Control otorgada por la autoridad nacional ANMAT, válida para todo el Mercosur, así como también con la certificación equivalente otorgada por la INVIMA de Colombia.